Como volar con niños y no volvernos locos



300x250Anticipada Verano Islas Canarias y Baleares

Consejos rápicos sobre como volar con niños y no volvernos locos. Con estos consejos rápidos seguro que se hace más ameno el vuelo.

Siempre que podamos nuestro consejo es que vayaís por la vía más rápida. Seguro que sabemos de sobra que tienes que llegar al menos dos horas antes al aeropuerto cuando vamos a volar, pero también habrás escuchado historias de largas e interminables colas a causa de los miles de pasajeros e incluso millones de personas que viajan durante el período de vacaciones. Podremos inscribirnos  en el programa de Control previo de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) que te permitirá tomar un camino VIP para embarcar que tardará 5 minutos. 😉

Sólo habrá que rellenar una solicitud en la página web del aeropuerto y ver las opciones que tenemos para evitar las largas colas en los vuelos.  Este trámite tiene una tasa pero podreiss pasar las largas colas de forma más rápida.

No es recomendable entrar en el avión demasiado pronto, ya sabemos lo complicado para los más peques estar en los asientos durante mucho tiempo así que lo mejor que puedes hacer es pasar menos tiempo allí. No quieras embarcar demasiado pronto, no quieras hacer que tus hijos estén 30 minutos extras sentados en el avión. Lo recomendable  es embarcar en los últimos minutos pero sin tener que entrar tarde o que quepa la posibilidad de perder el avión. Si tenemos mucho equipaje y vas con tu pareja, uno de los adultos puede entrar con el equipaje de mano para ir guardándolo y el otro adulto puede esperar con los niños unos minutos más.

Estemos atentos al entorno de la sala de espera y nuestros compañeros de viaje. Igual que en el resto de actividades de la vida, la gente es gente y eso significa que nos podremos encontrar personas que no terminen de gustarles el movimiento de nuestros peques, ademas recordemos que nos encontramos en los momentos previos a un vuelo y esto suele ser una situación que hay personas que se estresan más de lo normal. Personas que resoplan o ponen malas caras si te sientas con tus hijos cerca e incluso que pueden ser groseras.

Tampoco debemos de ponernos a la defensiva y una buena sonrisa es primordial. Lo verdaderamente importante  es que nuestros hijos se comporten educadamente, pero los demás también deben entender que son niños.

Estemos activos con los nuestros, entretengámoslos. A los niños les cuesta mucho mantenerse sentados en un mismo lugar mucho tiempo. Dependiendo de lo que dure vuestro viaje puede ser más o menos tedioso para tus hijos, por lo que es importante que tengamos planes de contingencia  para que los niños sean capaces de estar sentados por más tiempo.  Lo ideal es entretenimientos que no molesten a los demás, juegos de mesa (los típicos juegos de viaje, cartas, etc) libros y, cómo no, una tablet con películas de su gusto podrán servir.

Espero os ayude estos pequeños consejos en vuestros viajes.




Esta entrada fue publicada en CONSEJOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *