Consejor mochileros, la forma de viajar más humana

Se que a muchos no les gusta esta manera de viajar, es un tanto especial, pero sin duda es la más llana, la más “a ras de suelo” y donde se conoce muy bien los lugares que visitamos.

Por eso os dejo unos cuantos consejos básicos de como debemos irnos de mochila por la vida 😉

1. Investiga

A ver, que si, que vamos de mochila, un poco a la aventura, pero no hay que dejar de hacerlo. Aunque la experiencia mochilera debe ser la espontaneidad no quiere decir que pases de investigar tu destino. Echar un ojo a alguna guía de viajes, páginas web, etc, en ellas encontrarás inspiración para desarrollar tu viaje y, de paso, todavía te dará más ganas de llegar y disfrutar de tu destino.

2. La mochila con cabez

Recordemos que lo llevamos colgado ja, ja, un buen mochilero tiene que ceñirse a las restricciones para el equipaje de las aerolíneas, pero también tiene que preparar la maleta pensando que tendrá que cargar con ella. Ahora que lo tienes todo junto a la mochila toca meterlo dentro: ¿realmente necesitaremos todo eso? Las primeras veces tenderás a preparar mucha ropa y complementos por si. Por si llueve, por si hace calor, por si hace frío, por si me mancho, por si me quiero cambiar de ropa 2 veces al día… La práctica nos dice y te dirá que todo eso casi nunca pasa, y si pasa hay formas más prácticas de solucionarlo sobre la marcha. Recuerda que aunque estés fuera siempre puedes lavar la ropa y comprar productos de limpieza o cosméticos, así que ahórrate el espacio para las cosas que de verdad importan.  Recuerque que es la manera de cómo hacemos el equipaje nos ahorrará tiempo. Guarda las cosas básicas (las que más vas a usar) encima de todo para poder acceder a ellas sin deshacer la mochila. Los zapatos siempre en el fondo del equipaje.

3. ¿Reservamos?

¿reservamos o no? Esto tiene un par de salidas, yo personalmente si que lo hago de inicio, el primer punto si, a partir de ahí ya voy “montando” mi viaje. Esto es un poco dependiendo de tiempos y lugares ¿Vas a hacer un viaje de tres semanas por Francia o uno de seis meses en el Sureste Asiático? Quizás si nos vamos de mochilero por poco tiempo (dos meses o menos) tener el itinerario algo definido nos ayudará a aprovechar al máximo el tiempo fuera. Si tienemos por delante meses y más meses es difícil hacer planes detallados.

Tengamos en cuenta que una buena planificación no implica una planificación exhaustiva, si no que nos dejará hilado el trazado de tu aventura mochilera, marcando los principales puntos de paso, los más deseados, podremos dejarnos llevar sobre el terreno jugando con los días que tengas para completar el viaje.

4. ¿Que comer

¿Debemos probarlo todo? ¿Cómo ceñirnos a un presupuesto con toda esa comida esperando a ser probada? Lo ideal es poder comer siempre sentado en una buena mesa, pero esto es caro. Los lugares nos irán guiando,  esa otra gastronomía desconocida, que además esconde verdaderos tesoros gastronómicos muy baratos. Si la zona que visitas no tiene especial cultura de comida callejera, siempre puedremos iral supermercado y tirar de lo básico.

5. Como relacionarnos

Somos personas, humanos y cada uno de “nuestro padre y de nuestra madre” Con esto quiero decir que no necesariamente deberemos mimetizarnos con el entorno y conocer a todo el mundo… yo lo recomiendo sin duda, pero no debe significar que sea peor pasar y simplemente ver el lugar.

Hables con quien hables, mi consejo es que hables y compartas tu experiencia con otros, que a su vez compartirán la suya contigo. Esto será lo más enriquecedor de un viaje, compartir experiencias y diferentes puntos de vista y realidades. Si además lo haces con gente local. Para mi eso es la esencia de viajar.

Espero que os ayude y aclare un poco estas pequeñas cosas que nos surgen a la hora de preparar un viaje con la mochila a la espalda.

Esta entrada fue publicada en CONSEJOS. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *