Un crucero para conocer Grecia conocida y desconocida

A todos, creo yo, nos atrae Grecia y, sin duda, podemos pensar que la conocemos bastante, ya que es un destino de los llamados “top”. Pero en verdad hay mucho más de lo que, a priori, creemos. Podríamos hablar de la Grecia conocida y de la desconocida a muchos niveles. Si bien sus playas, su Partenón o su orografía montañosa son bastante populares, hay muchos otros atractivos para el viajero. Sin ir más lejos, la Grecia gastronómica, la Grecia de los vestigios otomanos o incluso la Grecia más moderna. Se trata, pues, de un país muy completo en el que podemos perdernos sin miedo a aburrirnos y que, a causa de la grave crisis económica que está pasando, resulta actualmente muy barato de conocer.

Mikonos mágica

Mikonos mágica

La manera más cómoda de viajar -y que seguramente más atractiva resulta para muchos- es en un crucero. Existen múltiples operadores. Como consejo, podéis echarle un ojo a los precios tan geniales que ofrecen algunas agencias online: un crucero por las islas griegas en Voyage Privé resulta mucho más económico de lo que podríamos imaginar. Todo ello con la garantía de una agencia especializada en paquetes de lujo y pagando hasta un 70% que nuestros futuros vecinos de camarote. Con todas las comodidades.

comida gr

 

Entre los destinos más populares de estos cruceros, se encuentran puertos como El Pireo (Atenas), Mykonos o Santorini. Incluso hay combinaciones que nos llevan hasta Tierra Santa o Venecia, pero eso ya es otra historia.

 

¿QUÉ VER EN EL PIREO?

Lo típico de la zona es ir a la imprescindible Acrópolis. Pero os invito a perderos por Atenas. Con una flota de 17000 taxis, tres líneas de metro y cantidad de autobuses y trolebuses, podremos disfrutar de sus calles y degustar los manjares de la auténtica Grecia. Los colores del barrio de la Plaka o los pintorescos entornos de la Anagiótika o el Monstiraki. Tampoco debemos saltarnos las tabernas de la zona, en las que, por menos de tres euros, podremos probar platos típicos griegos.

 

¿Y EN MYKONOS?

 

Sin duda, debemos ir a la llamada “pequeña Venecia” Alefkántra, un conjunto de pequeñas casas de un blanco puro con preciosos balcones, colgadas prácticamente sobre su mar de
aguas cristalinas. Un lugar de ensueño con un clima agradable en cualquier época del año.
También podemos hacer turismo cultural y visitar sus museos, como el Museo Arqueológico o el Museo Naval.
Otros lugares de interés serían el precioso puerto en el que atracan todo tipo de
embarcaciones, sus molinos de viento o la iglesia de Panaguia, compuesta por un conjunto de cinco capillas y situada en el barrio Kastro, en la parte antigua de la ciudad.
Como curiosidad, la mascota oficial del lugar es un pelícano llamado Petros. El primero de estos animales fue adoptado en 1954 por los habitantes de Mykonos, al ser hallado herido tras una tormenta. Hoy en día, está disecado en el museo de la ciudad, pero ya ha encontrado sustituto: siempre hay un Petros (o más) paseando por las calles de la ciudad.
En próximas entradas, comentaremos más lugares interesantes para hacer de tu viaje a Grecia una experiencia inolvidable.

 

Esta entrada fue publicada en DESTINOS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *